Una guía nutricional para tener a raya el colesterol.

 

El colesterol es un lípido (grasa) fundamental para el organismo. Forma parte de las membranas de las células, regulando su elasticidad. Con el colesterol se forman las hormonas sexuales y los ácidos biliares.

 

La comida es la mejor medicina para mantener un corazón sano, y esto es más cierto que nunca cuando llega el momento de controlar el colesterol.

Hace ya unos cincuenta años, el Comité Nacional de la Educación para la salud de Estados Unidos se convirtió en el primer organismo oficial que respaldaba las dietas reductoras de colesterol. De hecho los consejos que se dan hoy difieren muy poco de los que se daban hace décadas.

Ensalada griega. Dieta mediterranea (Wikipedia)
Ensalada griega. Dieta mediterranea (Wikipedia)

* Coma más fruta y verdura (preferentemente de cultivo ecológico, mas ricas en nutrientes y saludables).

 

*Sustituya parte de la carne por pescado, pollo, judías y cereales.

 

*Reemplace la leche entera y todos los productos lácteos hechos con ella por las variedades elaboradas con desnatada.

 

*Sustituya parte de esos lácteos por bebidas vegetales (soja, almendra, avena, arroz, etc.) y sus derivados (tofu, margarinas postres, helados, etc.).

 

* Coma tres  o cuatro veces por semana pescado rico en ácidos grasos omega-3 (salmón, sardina, merluza, bacalao, caballa, anchoas, arenque, etc.) y si es posible mejor a la plancha.

 

Alimentos curativos.

 

Aparte de los ya mencionados cabe destacar los siguientes:

*  Lecitina de soja (la dosis recomendada es de tres cucharadas diarias)

 

* Aceites vegetales vírgenes (linaza, oliva, sésamo, cartamo, girasol y soja).

Aceite de oliva de primera presion.(Flickr)
Aceite de oliva de primera presion.(Flickr)

* Frutos oleaginosos, crudos, sin tostar y sin sal (nueces, avellanas, sésamo, almendras, etc.)

 

* Salvado de avena

– Si en su dieta no quiere incluir el pescado, otras opciones interesantes son: la avena y las alubias, estas son ricas en fibra soluble. El colesterol y la fibra soluble se enlazan y juntos son eliminados del organismo. Así mismo actúa como un factor que disuelve las grasas. Se recomienda una toma diaria de 50gramos de salvado de avena o de judías secas.

 

  • Otros alimentos ricos en fibra soluble son:

 

  • Albaricoques
  • Brócoli
  • Calabacines
  • Ciruelas
  • Garbanzos
  • Guisantes
  • Higos
  • Manzanas
  • Plátanos

 

 

* Los alimentos ricos en magnesio (salvado, germen de trigo, levadura de cerveza, pipas de girasol, sésamo, soja, anacardos, etc.)

Es importante destacar que el contenido de magnesio en los alimentos puede ser muy variable. Generalmente, debido al empobrecimiento de los suelos, suele ser bastante deficitario. Por ello es conveniente y más seguro recurrir a suplementos, como este:

Citrato de Magnesio 250 mg, 180 comprimidos veganos, suficientes para 6 meses, producto de calidad “made in Germany”, paquete individual (1 x 198 g)

 

* Aceites de pescado, ricos en ácidos grasos insaturados de la serie omega-3 y vegetales vírgenes ricos en omega 3-6-9

Se encuentran a la venta suplementos de estos omegas que son muy recomendables ya que ingerirlos solo a través de la dieta pueden ser en cantidad insuficiente.

 

 

 

Reseña bibliografica:

 

Salud y larga vida por la alimentación. Jorge Rodríguez y

Ana Mª Sanchez.

 

Los alimentos que curan. Patricia Asuman y Judith Benn.