El insomnio es un trastorno del sueño muy frecuente en la actualidad: la persona que lo padece dificilmente puede conciliar el sueño o se despierta frecuentemente por cualquier causa.

El estrés, la depresión y la ansiedad son sus causas más frecuentes, y muchas veces el moderno estilo de vida ajetreada favorece la aparición del insomnio.

Los remedios tradicionales y naturales para tratarlo son por ejemplo:

  • La leche caliente: contiene algo de hormona melatonina que favorece el sueño.
  • Raiz de valeriana en infusión: contiene sustancias sedantes.
  • Tila: una infusión de hojas de tilo tiene propiedades sedantes y descontracturantes.
  • Lechuga, lavanda (tambien en aromaterapia) y azahar también tienen propiedades sedantes.

No puedo dormir

Además de estos productos, hay que evitar actividades que favorezcan el insomnio, como son:

  • Usar la cama para más actividades que no sean dormir (como ver la televisión por ejemplo).
  • Cenar copiosamente, o con muchas grasas, harinas o azúcares.
  • Sustancias como café, alcohol, tabaco o té, se deben tomar lo menos cuatro horas antes de irse a dormir.

Practicar meditación y oir música suave, sin letra, como la clásica o sonidos de la naturaleza inducirán la transición al sueño.

Este resumen extraido de la página mejorconsalud.com es sólo una fracción de los procedimientos naturales que nos permiten intentar manejar esa molesta alteración del sueño, para una instrucción más detallada y completa puedes ir a esta página donde se describe una alternativa natural a las pastillas para dormir recetadas contra el insomnio.