El dinero sin duda influye en todo lo que hacemos como sociedad. Psicólogos creen que ganar una cantidad importante de dinero tiende a favorecer nuestro lado irracional.

Por ejemplo hay quienes van de compras con el único objetivo de mejorar su depresivo estado de ánimo, o en las apuestas fuertes, a menudo asociadas a cartas paupérrimas,  que se ven habitualmente en las mesas de poker.

(Imagen: Pixabay)
(Imagen: Pixabay)

Aunque tanto los hombres como las mujeres parecen caer ante esta locura. El dinero tiende a seducir a los géneros de diferentes maneras, según un estudio  publicado por Social Indicators Research.

Los investigadores encuestaron a más de 100.000 personas en el Reino Unido acerca de sus sentimientos cuando se trataba de pensar en mucho dinero.

En el estudio algunas preguntas inquirían sobre si los participantes compraban cosas cuando se sentían ansiosos, aburridos o molestos, mientras que otras cuestiones giraban en torno a la culpabilidad, el orgullo o el poder en relación con el dinero.

Para los investigadores, existen cuatro categorías principales que asociamos con el contenido de nuestras cuentas bancarias: la seguridad, el poder, el amor y la libertad. Tras analizar los resultados de la encuesta, los psicólogos encontraron división y diferencia, lo que demostraba que las mujeres, en promedio, eran dos veces más propensas a asociar el flujo de caja con el amor y la emoción, mientras que los hombres eran dos veces más propensos a ver el dinero como un signo de poder y libertad.

Con estas premisas se hace verídico el concepto que tienen muchos hombres de las mujeres, al considerar que mientras un hombres es más rico y poderoso más féminas estarán a su alrededor.

Por eso es que vemos hombres que tratan mal a sus parejas per estas siguen ahí porque obtienen todo lo que quieren cuando se habla de cosas materiales: casas, carro, joyas, peluquería y de más.

Sin embargo, hay hombres que por más dinero que tengan no dejan que cualquiera se aproveche de su fortuna. Está claro que para el sexo masculino un buen fajo de billetes representa poder y ambición, mientras que para las chicas es una forma de sentirse realizadas y queridas. Sin embargo como cada regla tiene su excepción, esto no quiere decir que aplique para todos los casos, pues hay quienes no se dejan seducir por el dinero.

En conclusión, es  difícil mantener una distancia emocional sana al respecto de contar con un buen fajo de dólares en el bolsillo, pero esperan que poner de relieve las características específicas de cada género, en cuanto a su obsesión por el dinero, ayude a los hombres y las mujeres a tener más control sobre sus sentimientos financieros.

Fuente: El Mundo