América Latina: zona roja de transmisión de COVID-19

 

En las últimas semanas, la región se ha convertido en el epicentro de COVID-19. Los ojos del mundo ahora descansan en América Latina. Los sistemas de salud comienzan a estar bajo presión y todavía no hemos alcanzado el pico de la pandemia. Según los especialistas, la atención debería centrarse en fortalecer estos sistemas, que son la base de la lucha contra el virus. De lo contrario, será difícil enfrentar la próxima situación.

Hay varios factores que influyen en el aumento de casos. Los más afectados son los que viven en entornos vulnerables.. Estos facilitan la rápida circulación del virus, debido a la falta de recursos esenciales. Los que viven en las grandes ciudades también están más expuestos debido a una mayor concentración de la población.

Asimismo, algunos de los países tomaron medidas siguiendo las recomendaciones de expertos, mientras que otros están ausentes o existen deficiencias en sus acciones. A medida que avanza la pandemia, unión y solidaridad son esenciales. “Nadie estará a salvo hasta que todos estemos a salvo”, dice el Director de Emergencias de la OMS.

Los países que sufrieron las consecuencias del coronavirus y se están recuperando lentamente son la guía para saber qué decisiones tomar. De esta manera, sabremos cuáles son las medidas más efectivas y cuáles debemos evitar.

PREVENCIÓN: NUESTRO ALIADO

Informarse es el primer paso y siempre debemos hacerlo con fuentes confiables. Es importante mantener hábitos de higiene y la atención recomendada para evitar que el virus se propague aún más. Estas son superficies desinfectantes, lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Igualmente importante es permanecer en nuestros hogares y, en el caso de aquellos trabajadores esenciales que deben irse, mantener una distancia social segura. Además, tosa o estornude sobre el pliegue del codo o la manga, o sobre un pañuelo.

LA IMPORTANCIA de una actitud resiliente y positiva

Más allá de las circunstancias actuales, es clave poder obtener aprendizajes que nos sirvan para construir un futuro mejor cuando la pandemia haya terminado. El mundo entero se vio afectado, en mayor o menor medida, por un virus que nunca antes habíamos conocido. Al preguntarnos qué lecciones nos da la situación que estamos experimentando nos deja una visión positiva.

Esto nos fortalecerá tanto individual como colectivamente. En tiempos en que la tecnología cierra la brecha con las personas que amamos, cuidarnos a nosotros mismos debe ser nuestra prioridad para encontrarnos nuevamente. Abrazos, reuniones familiares y reuniones con amigos nos estarán esperando cuando el virus desaparezca para disfrutarlos mucho más.

Source link