Ejercicios de meditación para practicar en casa

 

El estrés del mundo es una demanda constante que mantiene a las personas en constante actividad. Pero al mismo tiempo preparado para afrontar los cambios y las infinitas novedades que se presentan. Es por esto que la meditación se utiliza como recurso para relajarse, y hoy detallamos algunos ejercicios de meditacion para practicar estar en casa.

Meditar ofrece beneficios saludables

La meditación es un término que se refiere a centrar su atención en un elemento específico. O interno como el pensamiento mismo o también puede ser externo, pero estando en un estado de concentración y reflexión profunda. A menudo se menciona que a través de la meditación quieres liberar tu mente de todas las preocupaciones, enfatizando el presente.

En general, a la hora de meditar, la persona tiene que estar completamente enfocada en diferentes aspectos. Estos son el pensamiento, la respiración o incluso el flujo de pensamientos en la conciencia. Asimismo, la meditación es de gran ayuda para conectar contigo mismo, trabajar en la autocomprensión y atraer todas las potencialidades posibles.

Otra cosa que también se consigue poniendo en práctica la meditación es la visualización objetiva de la realidad, así como los valores y cada uno de los objetivos que rigen a la persona.

Ejercicios de meditación

Hay una gran cantidad de ejercicios de meditacion que son muy fáciles de practicar en casa. Ciertos ejercicios requieren una posición estática, que suele ser el estilo de meditación más conocido y utilizado, pero otros requieren movimiento.

mujer meditacion

De igual forma, hay ejercicios que se enfocan más en vivir ese momento, y otros se enfocan en sensaciones auto-provocadas, a través de ciertos elementos como la visualización. Estos son algunos de los ejercicios más sencillos para practicar en casa, y pueden permitir una experiencia de meditación centrada en diferentes aspectos.

[También te puede interesar: Meditación: una guía completa para comenzar a practicarla]

Deja la mente vacía

éste es uno de ejercicios de meditacion concentrándose solo en respirar. Manteniendo los ojos abiertos, la persona tiene que concentrarse en su respiración sin intentar controlarla. Deberás concentrarte en las sensaciones que genera el aire cuando entra y sale del cuerpo. De esta manera la persona intentará poner toda su atención solo en eso. Pueden surgir diferentes tipos de pensamiento, aunque no es necesario que intente bloquearlos. Es mejor dejar fluir todos esos pensamientos con facilidad.

Después de unos minutos y con la práctica constante de este ejercicio, la persona podrá mantener la concentración en su respiración sin problemas. Y al mismo tiempo aprenderás a ignorar todos los pensamientos que surgen en la mente. De esta forma será posible obtener más sensaciones de calma, placidez y también tranquilidad.

Contando hacia atrás

A primera vista, esta es una técnica que puede parecer bastante sencilla, y es muy útil para obtener mejoras en la concentración. Manteniendo los ojos cerrados y estando en una posición relajada, procederá a contar lentamente hacia atrás. Siempre partiendo de números bastante altos, como 100, hasta llegar a cero. Es un ejercicio que tiene como objetivo mantener la mente enfocada específicamente en un elemento. De tal forma que el resto de estímulos tengan que desvanecerse.

Escaneo corporal

mudra para meditar

Es una de las ejercicios de mediación más llamativo, donde hay que hacer una revisión minorista de diferentes zonas del cuerpo. Prestando atención a cada una de las sensaciones que se perciben en esas partes. Es aconsejable permanecer en una posición lo suficientemente cómoda y, al mismo tiempo, que permita relajar el cuerpo. Esto se puede hacer sentándose con la espalda recta y las piernas dobladas.

Cuando se haya logrado la posición más cómoda, proceda a cerrar los ojos y despejar la mente de todo tipo de pensamientos.

Estando en este estado, los grupos de músculos comenzarán a viajar por la mente, prestando atención exclusiva a las sensaciones que generan. Significa que el objetivo principal es concentrarse en todas las reacciones del cuerpo. Pero al mismo tiempo, el individuo se conectará con el cuerpo y se observará a sí mismo para aceptar cada una de las reacciones, sin tener que juzgarlas.

Generalmente, para comenzar con el viaje del cuerpo a través de la mente, debe hacerse comenzando con los dedos de los pies y luego subiendo hasta la cabeza.

El descanso consciente

Ryan Niemiec es el médico que creó este ejercicio, que se puede realizar en cualquier lugar. Se basa principalmente en concentrarse en la respiración, durante al menos quince a treinta segundos. La atención se centra exclusivamente en este proceso, siempre inhalando y exhalando profundamente.

Una vez que la persona se haya concentrado por completo, debes centrar tu atención en preguntarte cuál de tus mismas fortalezas se aplicará a la situación que estás experimentando. Entonces puedes usar esta variación del ejercicios de meditación, para tomar mejores decisiones. Aunque también es muy eficaz para afrontar situaciones de estrés muy complicadas.

Observación mediante meditación dinámica

Como su nombre lo indica, este es un ejercicio de meditación que se basa en observar y contemplar lo que la persona es capaz de hacer. Lo primero en lo que debe concentrarse es en mantener una posición cómoda para meditar. Permitiendo tener los ojos cerrados durante varios minutos, centrándose en la respiración. Después de hacer eso, procede a abrir los ojos y hacer una observación de lo que sucede a tu alrededor.

Una vez hecho esto, procederemos a cerrar nuevamente los ojos y reflexionar sobre lo observado. Detallando todos los estímulos que ha experimentado el cuerpo al presenciar el entorno. Una vez enumerados todos los estímulos, el individuo deberá permanecer en silencio durante unos minutos.

Después de todo este proceso, se volverán a abrir los ojos y se hará una segunda observación, pero esta vez con más detalle de todo lo que rodea. Nuevamente se cerrarán los ojos y se repetirá nuevamente la lista de elementos que se han observado. Se hace una comparación de las listas para reflexionar sobre las diferencias entre los dos casos. Y también debes tener en cuenta todo lo que se observó con más detalle la segunda vez.

Toca música para practicar la meditación

Visualización de Kundalini Yoga para purificarte por dentro
Fuente: Shutterstock

Es bien sabido que escuchar música ofrece muchos beneficios con respecto a la salud, y esto también se puede aprovechar a través de la meditación. Así que escuchar música es un excelente ejercicio y también una buena forma de relajar el cuerpo. En la meditación hay que aprovechar ese momento para sentir cada una de las notas que se expresan en la canción. Así como también tendrás que prestar atención a las vibraciones.

Concentrarse en lo que estás escuchando es fundamental para sacarle el máximo partido a este ejercicio, pero siempre es mejor escuchar música más tranquila y sosegada.

Meditación en movimiento

Tradicionalmente, ejercicios de meditación se realizan en posiciones estáticas. Sin embargo, existe la posibilidad de practicar la meditación mientras nos movemos aunque podría ser un poco más complicado.

Para este tipo de ejercicio se recomienda que la persona esté en contacto con la naturaleza. Un lugar adecuado podría ser un campo o incluso una playa. La persona tiene que caminar por el lugar mientras se concentra en las sensaciones que está experimentando en el momento. Ya sea la sensación de calor que provoca el sol, el contacto que hace la brisa con la piel, entre otras cosas.

Asociar los movimientos de la respiración con alguna acción.

Como objetivo principal de esta técnica de meditación, el individuo debe concentrarse en su respiración mientras asocia alguna acción con una señal generada por el entorno. Por ejemplo, si escuchas sonar el teléfono, respiras. Las señales incluso pueden ser ajenas a la persona o también producidas por ella. Podría ser que al mirar en el espejo cada vez, respire.

A través de este ejercicio de meditación podrás enfocar tu mente en el presente y tener más conciencia sobre él.

Monitor

Centrarse en los objetos y el valor que poseen a través de la meditación es la base principal de este ejercicio. La persona puede hacerlo estando de pie o acostada. Debe mantener los ojos cerrados y concentrarse en su respiración. Tendrá que considerar definir cada uno de sus objetivos o las metas que desea perseguir.

Poco a poco, el individuo tendrá que plantearse si realmente quiere alcanzar estos objetivos, y luego evaluar si realmente los alcanzará. Si se obtiene un resultado positivo en esta reflexión, se fortalecerá la voluntad, así como el esfuerzo que será necesario para lograr cada uno de estos objetivos.

Source link