Estrés oxidativo: ¿de qué se trata y cómo se previene?

 

Cuando ocurre una acumulación excesiva de radicales libres dentro de las células, genera estrés oxidativo. Y este exceso ocurre porque los antioxidantes encargados de eliminar estos radicales libres no se encuentran en gran cantidad. Para un hecho como este, es importante saber cuál es el estrés oxidativo y cómo se previene.

Los radicales libres son moléculas reactivas y al mismo tiempo inestables que tienen sus electrones desemparejados. Algunas moléculas que son estables tienen electrones apareados, pero este sería el caso contrario.

El estrés oxidativo causa un fuerte daño a las células y también a los tejidos. Luego aumento las posibilidades de padecer enfermedades, como cáncer, patologías neurológicas, entre otras.

Sumado a esto, la presencia de estrés oxidativo genera un envejecimiento prematuro en las células de la piel. Se acentúa especialmente cuando la persona sigue una dieta con pocos antioxidantes. Aunque otros factores que provocan una mayor aparición de radicales libres, es ser fumador, estar constantemente expuesto al sol, consumir demasiadas bebidas alcohólicas, entre otros.

Comer una dieta rica en antioxidantes, combinada con un estilo de vida más saludable, ayudaría evitar que el estrés oxidativo. Aparte de eso, también ayudaría a combatirlo y, como resultado, se previene el desarrollo de múltiples enfermedades.

¿Cuál es el origen del estrés oxidativo?

Para comprender mucho mejor de qué se trata el estrés oxidativo, es necesario comprender el funcionamiento del oxígeno y también de los radicales libres. Cuando inhala aire a través de la respiración, aproximadamente el 20% de todo ese aire es solo oxígeno. Se sabe que el oxígeno es uno de los elementos más importantes que el cuerpo necesita para vivir. Permitir que cada una de las células del cuerpo funcione correctamente.

De esta forma, cuando una persona respira, el oxígeno podrá llegar a todas las células a través de la sangre. Después de haber pasado por los pulmones, para llegar al torrente sanguíneo.

Solo una pequeña parte de todo el oxígeno que recibe el cuerpo se transforma dentro de las células. Convirtiéndose en una nueva sustancia reactiva, que tiene cierta actividad oxidativa. Y esa sustancia se conoce como radicales libres. Estos radicales serán necesarios para mantener el equilibrio dentro del cuerpo.

Cuando los radicales libres han cumplido su función oxidativa, hay que eliminarlos a través de los compuestos antioxidantes. Restaurar el equilibrio dentro del cuerpo cuando los radicales libres son demasiados.

Sin embargo, el estrés oxidativo aparece por la poca cantidad de antioxidantes, por lo que es posible eliminar los radicales libres y evitar que aumenten en las células. Esto significa que el estrés oxidativo es consecuencia de una cantidad excesiva de radicales libres. Siendo entonces, un deterioro a nivel celular que podría provocar alteraciones en el ADN. Provocando así graves consecuencias en las células.

Radicales libres

Antes de continuar con lo que es el estrés oxidativo, necesita aprender un poco sobre los radicales libres. Ya se ha mencionado que se trata de moléculas que no tienen pares de electrones. Por eso siempre intentan encontrar ese electrón, que tanto falta dentro de las moléculas.

Una vez que dicho compuesto obtiene ese electrón faltante, se produce un desequilibrio dentro del cuerpo. Dado que al obtener un electrón de otra molécula, el compuesto se volverá algo inestable. Entonces, los radicales libres comenzarán a extenderse muy rápida y caóticamente, como una reacción en cadena.

¿Qué consecuencias genera el estrés oxidativo?

Estrés oxidativo: ¿de qué se trata y cómo se previene?

El estrés oxidativo es una afección que se caracteriza por el aumento de la actividad oxidativa dentro de las células. Un aumento de este tipo provoca cambios tanto en las funciones como en la estructura de las células. Generando consecuencias directas como el envejecimiento, y también produce una apoptosis constante. Comúnmente conocida como muerte de células.

Por otro lado, en presencia de estrés oxidativo, podría producirse un mayor deterioro del tejido. Aumentando las posibilidades de aparición de enfermedades graves, además de estimular el envejecimiento prematuro de las células de la piel. Las enfermedades que podrían manifestarse ante un problema como este son: Trastornos neurológicos, enfermedades cardiovasculares, cáncer, patologías que se relacionan con el envejecimiento, entre otras.

Metabolismo celular y estrés oxidativo

Se podría decir de forma generalizada que el estrés oxidativo interviene en el metabolismo celular. Lo hace oxidando proteínas, ácidos nucleicos, lípidos y azúcares. Son los encargados de regular el normal funcionamiento que deben llevar las células. Lo que podría provocar una ruptura o una mutación dentro del propio ADN.

Existe una forma de combatir los efectos negativos de los radicales libres dentro del cuerpo. Y eso es oponiéndose a la cantidad requerida de antioxidantes, a partir de varias enzimas, vitaminas y minerales. Sintetizado en el organismo mediante el consumo de alimentos específicos. Lo que ayudará a evitar que se produzcan daños constantes en las células.

Causas de la aparición de estrés oxidativo.

Estrés oxidativo: ¿de qué se trata y cómo se previene?

Entre las principales causas de la aparición de estrés oxidativo o por una mayor acumulación de radicales libres, existe una dieta con pocos antioxidantes. A pesar de esto, no significa que este sea el único factor causante de este problema. También existen otros tipos de factores, como las condiciones ambientales o incluso contextuales.

Dentro de esta clase de factores se encuentran: Exposición prolongada a la luz solar, consumo de tabaco, ya sea pasivo o activo, desequilibrio en la actividad física, entre otros. Cada uno de estos factores aumenta la producción de radicales libres dentro del cuerpo. Añadiendo también la aparición de estrés oxidativo.

¿Cómo se puede prevenir el estrés oxidativo?

La variedad de hábitos que se pueden aplicar para evitar que el estrés oxidativo, así como el daño causado en las células. Una buena nutrición es fundamental para obtener efectos positivos, y especialmente el consumo de alimentos que contengan antioxidantes.

Hay diferentes tipos de antioxidantes que se encuentran en los alimentos. Sin embargo, los más conocidos son los polifenoles, el selenio, las vitaminas A, C, E y los carotenoides. La función principal de estos antioxidantes es eliminar los radicales libres. Pero también eliminan al cuerpo de varios agentes tóxicos que podrían causar enfermedades.

Algunos ejemplos de alimentos que contienen antioxidantes son: pimientos, ostras, espinacas, fresas, nueces, té verde, zanahorias, entre otros alimentos.

Aparte de cuidar constantemente tu dieta, es de gran importancia mantener el equilibrio en los alimentos que ingieres. Evitar el consumo excesivo de grasas saturadas, alimentos con azúcar agregada y alimentos procesados. Si existe una buena combinación entre los alimentos, los efectos generados por los antioxidantes no podrían aprovecharse al máximo.

¿Cómo se deben incluir los antioxidantes en la dieta?

vegetales

Conocer en detalle los alimentos con mayor cantidad de antioxidantes es algo que resulta de gran ayuda. Pero lo cierto es que a la hora de hacer la compra no compras estos alimentos, o están preparados adecuadamente. Por ello, una buena forma de aprender a incluir estos alimentos para eliminar la estrés oxidativo, es aprender a distinguirlos.

La mayoría de los alimentos que contienen grandes cantidades de antioxidantes tienen características similares. Las frutas y verduras suelen tener esquemas de colores brillantes, y eso es un indicador de que contienen antioxidantes. En otras palabras, los alimentos de color rojo, verde, naranja o amarillo son apropiados para reducir el estrés oxidativo.

Los polifenoles, como los carotenoides, son las sustancias responsables de generar estos llamativos colores en los alimentos. Por tanto, será muy fácil reconocerlos en el mercado con solo observarlos.

Para estar más seguro de que se está implementando una dieta para prevenir el estrés oxidativo, se deben incluir verduras y frutas en cada una de las comidas. Siempre respetando la distribución recomendada de cinco comidas al día, con el fin de lograr el objetivo y mantenerlo. Lo importante es aprender a variar estos alimentos, evitando que la dieta sea monótona.

Hay que recordar que también existen otros alimentos que contienen antioxidantes además de las verduras o frutas. Las especias, las legumbres, el café y las nueces son excelentes ejemplos de estos alimentos.

Comer sano y siempre de forma consciente es algo que hay que aprender. Si existe la posibilidad de ceder al menos a un capricho ocasional. Pero es recomendable evitar todos aquellos productos que no sean saludables y que generen un mayor estrés oxidativo.

Asimismo, como ya se mencionó, se recomienda llevar un estilo de vida saludable. Realizando suficiente actividad física todos los días, evitando las bebidas alcohólicas, el consumo de tabaco y cualquier otra sustancia tóxica para el organismo. Ya que todo esto podría provocar una oxidación incontrolada dentro de las células.

Source link