La cura del cáncer de pulmón en etapa temprana está cerca

 

El cáncer es una de las enfermedades más terribles de la actualidad. Aunque es posible superarlo, lograrlo es toda una batalla. Asimismo, entre los posibles tipos de cáncer, uno de los que tiene mayor tasa de mortalidad es el cáncer de pulmón. Por tanto, la comunidad científica tiene excelentes noticias para la población en general, el cáncer de pulmón en su etapa inicial se puede erradicar fácilmente muy pronto.

Uno de los cánceres más peligrosos.

El cáncer de pulmón es uno de los que tiene mayor tasa de mortalidad. Este tipo de cáncer es muy difícil de detectar en una etapa temprana, que es cuando la esperanza de vida del paciente es mejor. En el 80% de los casos, esta enfermedad no se diagnostica hasta el estadio IV, cuando las posibilidades de supervivencia son prácticamente nulas.

Por lo tanto, el cáncer de pulmón se ha convertido en un enemigo peligroso para combatir.

Nuevas terapias en la puerta

Recientemente, la comunidad médica ha lanzado un nuevo método que ha dado excelentes resultados para erradicar las células cancerosas de los pulmones del cuerpo; cuando la enfermedad se encuentra en una etapa temprana. Esta terapia es muy más eficaz y beneficiosa que la cirugía y la quimioterapia, que son los más tradicionales para tratar el cáncer hasta el día de hoy.

Se trata de un tratamiento de inmunoterapia, que no tiene la función de destruir directamente las células cancerosas; más bien, fortalecen y estimulan el sistema inmunológico. De tal manera que es el propio cuerpo el que se deshace de las células malignas presentes en los pulmones.

Este tratamiento ya se ha aplicado en pacientes y los resultados han hablado por sí mismos. Los pacientes tratados con inmunoterapia han aumentado drásticamente su esperanza de vida y sus posibilidades de erradica completamente el cáncer de tus pulmones.

En el caso del cáncer de pulmón en estadio avanzado, aún no existe una terapia que pueda eliminar las células malignas; pero se ha aplicado un tipo de terapia que la esperanza de vida de los pacientes ha aumentado y el malestar causado por la enfermedad ha disminuido, aumentando la calidad de vida.

Esto es un tratamiento de terapia dirigida, durante el cual se estudia en detalle el tumor que presenta el paciente para atacarlo mediante terapias específicas. Por tanto, la progresión de la enfermedad se controla durante más tiempo. Sin embargo, en este caso, aún no es posible una cura.

Sin embargo, la gran noticia se llama dacomitinib. Se trata de un fármaco que inhibe la aparición de la proteína quinasa, lo que favorece el avance del cáncer de pulmón. De esta forma, es posible ralentizar sustancialmente la evolución de la enfermedad, aumentando la esperanza de vida del paciente y mejorando las posibilidades de recuperar la salud.

Aunque este tratamiento aún se encuentra en fase de estudio, ya está claro que muy pronto podrá ayudar a miles de personas y salvar a muchos pacientes de una muerte segura.

Source link