La luz ‘resucita’ el impulso cardíaco después de un ataque cardíaco

 

El uso de la luz mejora el función cardiaca después de infarto de miocardio, según un estudio de la Universidad de Stanford (EE. UU.) y publicado en la revista ‘Avances científicos‘.

La investigación se basó en la administración de un cianobacterias fotosintéticas, conocido como Synechococcus, que alarga el células isquémicas del corazón. Los resultados demostraron que la luz se puede utilizar para suministrar oxígeno al tejido muscular del corazón, rescatando este órgano vital de una enfermedad vascular conocida como isquemia aguda, en el que se interrumpe el suministro de sangre.

Nueva era de terapias

Según los autores, este descubrimiento podría cambiar la forma en que se maneja la cardiopatía isquémica al crear un flujo sanguíneo independiente del tratamiento para proporcionar oxígeno al corazón. Por lo tanto, el procedimiento podría ser una herramienta terapéutica para eliminar dióxido de carbono de estas células cardíacas isquémicas a través de la fotosíntesis y les proporciona el oxígeno y la glucosa necesarios.

Por lo tanto, la oxigenación de los tejidos y el impulso cardíaco aumentan sin provocar una respuesta inmune fuerte. La realización de esta terapia en la luz alarga la frecuencia cardíaca en casi un 30 por ciento en comparación con el mismo tratamiento en la oscuridad, lo que podría tener implicaciones clínicas.

Source link