Parálisis del sueño: que es y cuales son las causas

 

La parálisis del sueño dentro de la clasificación internacional de trastornos del sueño, está dentro del grupo de parasomnias.

Es una condición en la que la persona no puede moverse ni hablar cuando apenas se queda dormida o se despierta, es decir es la incapacidad temporal para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario. Aparece en las transiciones entre el estado de sueño y vigilia.

 

Lo inusual de este trastorno es que eres plenamente consciente de lo que está pasando. El cerebro de la persona está despierto pero el cuerpo no. La persona que se encuentra bajo esta parálisis está cognitivamente despierta pero su lado físico no, experimentando esta sensación de parálisis en casi todos los músculos, excepto los ojos y el diafragma respiratorio.

Es por eso que estos episodios se pueden vivir con gran angustia ya que la gente no suele entender bien lo que está pasando y no entiende por qué no hay movimiento voluntario posible. Si bien es desconcertante y causa mucha ansiedad, la parálisis del sueño no es grave ni es un fenómeno paranormal.

¿Cuánto duran los episodios?

Su duración es variable. Generalmente son de corta duración, entre veinte segundos a dos minutos. Lo importante es que el paciente sepa que no está en peligro y que después de este período de tiempo, la parálisis remitirá de forma espontánea y sin consecuencias.

Pesadilla y alucinaciones

2) La primera vez que padece este trastorno puede suceder que la persona crea que está muerta o que ha sufrido un accidente isquémico transitorio. Esto es normal ya que no puede mover ninguna parte de su cuerpo. Pero como hemos dicho antes, aunque provoca mucha ansiedad y angustia, no es nada grave.

¿Por qué sucede?

Para comprender qué es esta parálisis, debemos comprender cómo funciona el mecanismo del sueño. El ciclo del sueño consta de dos etapas. REM (etapa de movimiento ocular rápido) y NO REM (sin movimiento ocular rápido). Una persona hace entre 4 y 6 ciclos por noche. En la primera parte de la noche predomina el estadio REM y en la segunda parte de la noche el escenario NREM. Este es un sueño normal.

Mujer descansando sobre una almohada

Durante el período REM tienes una actividad cerebral muy alta, similar a la que tienes cuando estás despierto. Dado que hay mucha actividad mental, que que el cuerpo realiza es tonificar los músculos de una determinada manera y así evitar que nos movamos nosotros dormimos. Es decir, tener músculos aislados es útil para no movernos según lo que soñamos.

La parálisis del sueño ocurre cuando hay un retraso en la aparición del tono muscular. Así, la persona se despierta y solo puede mover los ojos. No hay enfermedad ni herida, es simplemente una alteración funcional en el retorno del tono muscular como salida del REM.

Las causas

Si bien se desconoce la causa exacta de la parálisis del sueño, las investigaciones muestran que estas pueden ser algunas de sus posibles causas:

1) No ha dormido lo suficiente o falta de sueño

2) Tener horarios irregulares de sueño-vigilia (por ejemplo, los que trabajan en horario nocturno o turnos rotativos)

3) Dormir boca arriba

4) Pasa por un momento de estrés

5) desfase horario

¿Cómo prevenir estos episodios?

La clave es no entrar en pánico. Podemos evitar que aparezca la parálisis durmiendo lo suficiente, teniendo horarios regulares de sueño, practicando algún tipo de meditación o mindfulness para reducir el estrés, no durmiendo boca arriba, haciendo técnicas de relajación antes de ir a la cama, pero sobre todo no pienses en esto cuando estemos a punto de dormir.

Source link