Posible marcador pronóstico de remodelación cardíaca

 

Los investigadores de Cybercv han encontrado en un nuevo estudio que miR-320 Puede ser un biomarcador predictivo de remodelación adversa del ventrículo izquierdo en pacientes reperfundidos después de infarto revascularizado.

El trabajo ha sido realizado por el grupo liderado por Antonio Ordóñez en el Instituto de Biomedicina de Sevilla-IBiS / Hospital Virgen del Rocío y el grupo de Manuel Jiménez Navarro en el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga. Los autores han mostrado una fuerte correlación entre el refuerzo miR-320a en sangre periférica con mal pronóstico para la remodelación cardíaca.


Actualmente, gracias a la restauración temprana del flujo coronario, los pacientes han sido sobrevivir después de infarto agudo del miocardio. Aún así, un alto porcentaje de estos pacientes (entre 20-30 por ciento) evolucionan en los próximos 5 años hacia el iinsuficiencia cardiaca, debido a una remodelación adversa del miocardio.


Los estudios actuales se centran en descubrir qué mecanismos están involucrados en esta remodelación adversa y en buscar marcadores moleculares más sensibles para predecir qué pacientes se someterán a dicha remodelación.

En este sentido, los investigadores de Cibercv han determinado una predisposición a sufrir esta remodelación en un paciente con IAM y Elevación del segmento ST (Stemi) que han mostrado cambios en la expresión de varios microARN en sangre periférica desde las primeras horas de la operación angioplastia primaria.

Fuerte correlación entre el aumento de miR-320a con mal pronóstico

 

Los resultados, publicados en el Revista de medicina clínica, han mostrado un fuerte correlación entre el aumento de miR-320a en sangre periférica con un mal pronóstico de remodelación adversa, diagnosticada por imagen y marcadores bioquímicos.

En este sentido, los autores han explicado cómo aparece esta correlación en el momento en que ocurre el evento isquémico y permanece hasta un mes después de la intervención. Además, han determinado que miR-320a podría ser liberado por las células mononucleadas de sangre durante la isquemia, ya que han observado un microRNA disminuido expresado por estas células que coincide con un aumento de miR-320 en el suero de pacientes con mal pronóstico.

Finalmente, los autores del trabajo han demostrado que miR-320a y otras miRNas se expresan altamente en el tejido cardíaco de pacientes con insuficiencia cardíaca de origen isquémico. Este trabajo ha implicado una colaboración de los servicios de Cardiología y de Hemodinámica del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y el hospital Virgen de la Victoria de Málaga, así como los institutos de investigación IBIS e IBIMA en el marco de Cibercv.


Source link