Primer desfibrilador inalámbrico implantado en un tumor cardíaco en un niño

 

Cirujanos cardiovasculares Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada han implementado un desfibrilador subcutáneo todavía Niño de 5 años, convirtiéndose en el primer caso conocido en España en el que este dispositivo se utiliza de forma inalámbrica en un menor con un peso inferior a 20 kilogramos.El director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Francisca Antón, ha acompañado este viernes al equipo de profesionales que, con un “magnífica coordinación“ha permitido resolver con éxito este complejo caso, exaltando su alta calificación y felicitándolos por haber protagonizado “un nuevo hito en la salud pública de Granada y Andalucía”.

El niño, cuyo nombre es Alejandro, sufrió un paro cardíaco el 25 de abril, por lo que su familia fue a la oficina de Zújar, el dispositivo de salud más cercano. Los profesionales médicos y de enfermería del centro comenzaron de inmediato maniobras de reanimación cardiopulmonar, que fueron continuadas por profesionales del equipo móvil de emergencias que lo transfirieron al Hospital Baza para llevar a cabo el primeras pruebas de diagnóstico y estabilizarlo.

Posteriormente, el menor fue trasladado al Hospital Virgen de las Nieves por un equipo de 061, donde ingresó al Unidad de Cuidados Intensivos para la Madre y la Infancia para recibir el tratamiento más adecuado a su patología.

En el hospital le diagnosticaron patología rara para su baja incidencia después de realizar pruebas de ecocardiografía y resonancia magnética, para lo cual el menor debe ser admitido en la UCI para una semana. Es un tumor grande en el corazón, de unos 5 centímetros, específicamente, un fibroma del tabique interventricular, la pared que separa el ventrículo derecho del izquierdo.

Es un tumor cámaras cardíacas comprimidas, principalmente el derecho, rozando contra la arteria principal de la cual se nutre el corazón (arteria descendente anterior) y arriesga tu vida con aparición de arritmias severas, es decir, fallas eléctricas del corazón.

Dos intervenciones quirúrgicas

 

Dada la gravedad de la situación, y después del estudio de caso por el equipo dy cirugía cardíaca infantil, se decidió intervenir al pequeño en una cirugía programada para el 16 de mayo. Debido a la proximidad de la lesión a la arteria descendente, decidimos extirpar el tumor con una técnica novedosa que permite extraer el tumor por capas u hojas. Es una cirugia menos sangriento y menor riesgo. Después de su eliminación, se cámaras cardíacas reconstruidas, Volviendo a corazón una forma anatómica normal.

El procedimiento quirúrgico duró hasta cinco horas, durante el cual se logró extirpar más del 80 por ciento del tumor y reconstruir las cavidades cardíacas y el tabique ventricular del niño. los evolución del niño era favorabley luego de dos días en la Unidad de Cuidados Intensivos, fue al piso de Cirugía Pediátrica.

A pesar de haber llevado a cabo esta primera intervención vital de emergencia, todavía existía el riesgo de recurrencia. arritmia y una nnuevo paro cardíaco, ya que este equipo tuvo que abandonar el volumen mínimo de tumor cardíaco -menos del 20 por ciento-, para ser capaz de preservar la arteria descendente anterior. Si no, hubo un alto riesgo de muerte del menor durante la intervención.

Por lo tanto, los cirujanos cardiovasculares, los cardiólogos pediátricos y los cardiólogos de la Unidad de Arritmia valoraron la incorporación de un sistema de desfibrilación, una opción terapéutica compleja en el caso de un niño tan pequeño, con poco peso (19.5 kilogramos) y con un precedente de tumor cardíaco, reconstrucción de cámaras cardíacas y muerte súbita.

Estos desfibriladores son dispositivos capaces de detectar cambios en el ritmo cardíaco y tratar arritmias ventriculares potencialmente mortales mediante descargas eléctricas, devolviendo el corazón a su ritmo normal.

Desfibrilador subcutáneo inalámbrico

 

El equipo responsable del cuidado de Alejandro eligió implementar un desfibrilador subcutáneo para adultos que, aunque más grandes, no lleva cables ni ningún otro componente dentro del corazón. Con esto, se aseguraron de que eliminaría los riesgos de infección y trombosasí como el Dificultad para operar en un corazón que ya se somete a una cirugía previa compleja.

Estos dispositivos subcutáneos se implantan en nivel torácico, y en los pocos casos que se han realizado en niños, se han implantado en Área abdominal. Sin embargo, en el caso del pequeño Alejandro, debido a su edad y bajo peso, se decidió hacerlo a este nivel con un técnica modificada para localizarlo entre los músculos dorsales, anatómicamente conformado en el lateral.

Esta segunda intervención se llevó a cabo con éxito nuevamente, gracias al trabajo en equipo de especialistas en cirugía cardíaca, cardiología pediátrica y anestesiología, lo que permitió que el menor recibiera el alta hospitalaria el 8 de junio, justo un día antes de la boda de su tía, a la que pudo asistir con total normalidad.

Source link